01
Sep
07

De hibakushas y ancianos no arrepentidos.

Si de algo debe servir estudiar y analizar la historia es para no repetir los mismos fallos que han acontecido a lo largo de la misma. Esta primera entrada de mi blog va dedicada a lo que es sin duda uno de los mayores, sino el mayor, error cometido en la historia de la humanidad.

Paul Tibbets y Charles Sweeney

 

De asesinos la historia esta llena, responsables de miles muertes occisas, bien directa o indirectamente, Hitler, Stalin, Pol-Pot, Pinochet, Idi Amin Dada … sin embargo y detrás de la faz apacible, incluso cordial, de estos ancianos se encuentran unos de los mayores genocidas de la historia implicados en la muerte de tantas personas como los enumerados en la “ilustre” retahila anterior.

 

Estos ancianos son respectivamente Paul Tibbets y Charles Sweeney, pilotos de los bombarderos B-29 que lanzaron sendas bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki el 6 y el 9 de Agosto de 1945

 

Centrándonos en el caso del primero, el más célebre por el número de muertes producidas, Tibbets iba junto a 11 tripulantes, 3 todavía están vivos, algunos son muy muy ancianos y parece ser que pese a la serenidad que da la edad todavía no se arrepienten de lo que ocurrió, de hecho, y con el motivo del 60 aniversario del bombardeo en 2005 Tibbets declaro que “lo volvería a hacer”, justificándose entre otras cosas en el hecho que gracias al bombardeo acabo la guerra y no hubieron mas muertes. Tan solo Robert Caron pareció arrepentirse en algún momento de su vida. Quien no se consuela es poque no quiere….

 

También es cierto que casi todos ellos han confesado que no eran conscientes de lo que iban a hacer en realidad y que solo cumplían ordenes de estamentos superiores. Ahí es donde entra la duda si realmente esos estamentos superiores son los verdaderos culpables y en la punta del iceberg se sitúa Harry Truman, presidente de los Estados unidos en esos momentos.

 

Estas personas fueron responsables de la muerte de entre 500 000 y 750 000 personas (muchas mas según otras fuentes). Aparte, claro esta, de cientos de miles, más de 300.000 afectados por la radiación a través de los años. Ello ha creado un concepto nuevo los hibakushas, es decir, aquellas personas supervivientes de los bombardeos que han sufrido desfiguraciones físicas o enfermedades de todo tipo.

Ah se me olvidaba, el avión se llamaba Enola Gay en honor a su madre Enola Gay Tibbets. Exacto esa mujer a la que usted ha asignado cierta profesión libertina, inmediatamente despues de descubrir quienes eran las personas de las fotos ;).

Omnia Mecum Porto

Anuncios

2 Responses to “De hibakushas y ancianos no arrepentidos.”


  1. 1 flequillo
    noviembre 1, 2007 en 6:23 pm

    for your info: Paul Tibbets died yesterday…

  2. noviembre 1, 2007 en 11:30 pm

    Yes, i see it before. He was 92 years old.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


TEMAS

Blog Stats

  • 112,460 hits

A %d blogueros les gusta esto: